, ,

Apuntes de un noviembre del 2010

4 nov. 2010 Leave a Comment

En el patio de mi piso da el sol por las mañanas, y eso quiere decir que por las noches puedo ver las estrellas. Es decir, que estoy en un ambiente doméstico y al exterior, dos factores que hacía tiempo olvidé que podían estar juntos.

En mi patio pienso en los vídeos que el Ministerio de Voltios ha realizado para reconvertirse, en los ejercicios entregados en el taller de Ciudad de la Sombra, en cómo está evolucionando la expresión de La Chiado con el audiovisual, en qué líneas trazar con los Siete Hipopótamos y en otros pequeños proyectos que no son enlazables. Pienso en todo eso, desde fuera, al exterior.

Y es que el sol y las estrellas siempre te hacen ver las cosas desde otra perspectiva, mucho más profunda, serena y firmemente que un techo y cuatro paredes. No olvides eso.

Sólo quería escribirte, para cuando eches la vista atrás puedas ver esta nota con fecha 4 de noviembre de 2010, para que recuerdes qué es lo que tiraste sobre el tablero del destino profesional imaginando los rayos del sol sobre tu rostro. Y que el otoño siempre fue extraño.

0 comentarios »

Leave your response!