, ,

Cantidad de convocatorias.

5 sept. 2010 Leave a Comment

No sabes qué canción ponerte para escribir lo que quieres escribir. La piensas mientras deslizas tu ratón sobre la aplicación que vas a abrir, porque de tanta que tienes no te acuerdas bien cuál ibas a abrir. Consigues que en tus altavoces suene tu grupo favorito. Lo tienes todo. Aunque no seas nadie.

Pero siempre puedes esforzarte y ganar algún premio. Premiado para nada. Para nadie. Premiado porque hay que premiar. Premiado porque hay subvenciones. Subvenciones para cultura, subvenciones para lo que se subvencione. Para lo que no se subvencione, nada. No hay premio. No existe.

Y si consigues ganar, si consigues que te den el premio, no será para nada. El premio para ti, menos la retención fiscal vigente. Tu obra para nadie. Se transformará en conversación de sobremesa de temporada. Nadie se comprometió a nada. Luego, viene otro premio. Con sus finalistas y todo. Muy cuidado, incluso televisado y twitteado.

De momento, están así las cosas, aunque en deportes nos va genial.

0 comentarios »

Leave your response!